Piotr SEMKA: El porqué de mi apoyo hacia los habitantes de Łódź y su solicitud de organizar la Exposición Universal 2022

TSF Jazz Radio

El porqué de mi apoyo hacia los habitantes de Łódź y su solicitud de organizar la Exposición Universal 2022

Piotr SEMKA

El publicista y periodista polaco.

Fot. Mateusz Matuszak

ver los textos de otros

Ha sido un gran placer poder recibir la invitación de las autoridades de Łódź para la presentación de su candidatura durante la sesión de la Organización para la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE) en París. Dicho gremio tomará la decisión de asignar a Łódź el derecho de organizar la exposición EXPO 2022 que tratará de la revitalización de las ciudades en la Europa actual. Sinceramente apoyo esta iniciativa

.La ciudad situada en las orillas del río Łódka se ha ganado mi respeto a causa de su constante lucha para crear su nuevo y atractivo imagen y acabar con la leyenda negra sobre “La ciudad mala”. Este fue el título de una serie de reportajes desenmascaradores de 1911 publicados por Zygmunt Bartkiewicz. A su imagen negativa se sumó también publicada anteriormente (entre 1897 y 1898) obra maestra “La tierra de la gran promesa” de Wladyslaw Reyomont. Finalmente, a su mala fama después de la guerra contribuyó el embotamiento común de la República Popular de Polonia y su pseudomodernización.

Siendo nativo de Gdańsk personalmente conocí y empecé a apreciar la belleza áspera de Łódź todavía en los 80. cuando solía visitar a mis colegas de Gdańsk que estudiaban en la famosa Escuela de Cine en Łódź. Fue justo entonces cuando comprendí los problemas de los ciudadanos de Łódź para elegir su propia identidad histórica. No es de extrañar, dado que durante casi cien años de un impetuoso desarrollo entre 1820 y 1918 la industria textil fue dirigida por los alemanes y judíos bajo los auspicios de la Rusia zarista.

No obstante, durante la época siguiente Łódź pasó a ser una de las metrópolis más grandes de la Segunda República Polaca. Según el censo de 1931, los 606 467 habitantes de Łódź convirtieron la ciudad en la segunda ciudad de Polonia, justo detrás de la capital de Varsovia. Por lo tanto, Łódź se adelantó a Leópolis, Poznan, Cracovia, Vilna y Katowice. Hoy día, según el censo de 2015 con 700 982 habitantes, Łódź es la tercera ciudad más poblada de Polonia (desde el periodo de entreguerras la ha adelantado Cracovia). Durante la República Popular de Polonia se acentuaba insolentemente su tradición revolucionaria, celebrando los aniversarios de la revolución de 1905 y la liberación de Łódź del Ejército Rojo. Después, ya durante la Tercera República Polaca, a causa de una fascinación por el multiculturalismo las autoridades hicieron todo lo posible con el fin de presentar Łódź bajo dos lemas: como la ciudad de “cuatro culturas” (polaca, judía, alemana y rusa) y como ciudad fuertemente relacionada con la tradición, desarrollo y modernidad. Para conseguir este objetivo se revivificó la memoria sobre la tradición vanguardista de Łódź y relacionados con ella Władysław Strzemiński y Katarzyna Kobro. Para construir su propia identidad la ciudad se sirvió de un variopinto grupo de personajes como Władysław Reymont, Julian Tuwim, Stefan Jaracz, Leon Schiller, Jan Karski, Santa Faustina Kowalska o Artur Rubinstein. Otro sólido elemento de la memoria pasó a ser la martirología de gueto de Łódź. Es mucho, pero sigue siendo insuficiente.

¿Puede ser que se hayan agotado ya todas las maneras de construir la imagen histórica de Łódź? Estoy seguro que no y cada vez que visito esta ciudad me doy cuenta de cuántas tradiciones siguen descuidadas.

.No tardo en evocar algún ejemplo. Mientras que hace poco caminaba por la calle Piotrkowska, descubrí que en la calle colateral de Romual Traugutt, justo al lado de un famoso hotel “Grand”, que con éxito luce su historia cinematográfica, se encuentra el hotel “Savoy” cuyo nombre fue usado por el escritor judío-austríaco Josef Roth en el título de una de sus novelas. Roth pudo haber pasado por aquí durante su viaje de vuelta del cautiverio ruso a su querida Viena (como puede sugerir el libro) o haber visitar esta zona en los años 20. cuando escribía para la prensa berlinesa. Hoy día la decoración de “Savoy” se parece a la de los hoteles de una empresa polaca Orbis de los años 80. Asímismo, en vano sería buscar cualquier referencia al autor que introdujo el anticuado hotel en la literatura mundial.

Mis visitas en Łódź de los años 80. se han grabado en mi memoria también gracias a dos excepcionales personajes de la oposición local. El primero fue Marek Edelman, uno de los líderes del Levantamiento del gueto de Varsovia, insurgente del Levantamiento de Varsovia, médico y un famoso activista de “Solidaridad” de Łódź y miembro del clandestino Comité Ejecutivo Regional “Ziemia Łódzka” NSZZ “S”. Es verdad que en el parque de los Salvados en Łódź se fundó el Centro de Diálogo a Marek Edelman, no obstante, dicho centro queda lejos del centro de la ciudad. Convendría poner su nombre a una de las calles principales o dedicarle algún monumento. La dedicación de tan solo una calle o un busto espera también un ilustre personaje de la oposición en Łódź Andrzej Ostoja-Owsiany, anticomunista, agente de Ejército Nacional, soldado “Warszyca” y activista del Movimiento de Defensa de Derechos Humanos y Ciudadanos y, posteriormente, de Confederación para una Polonia Independiente. Después de 1989 Andrzej Ostoja-Owsiany fue un perseverante propagador de la tradición legionista de la ciudad.

.Fue justo en Łódź donde en 1900 fue arrestado Józef Piłudski, mientras en su piso en la calle Wschodnia 19 redactaba conspiradamente el diario clandestino del Partido Socialista Polaco (PPS) titulado “El trabajador”. Es verdad que con el debido respeto se celebró el primer aniversario del 17 de octubre de 1914 cuando la primera división de las Legiones Polacas invadió la ciudad. Tuvo lugar una reconstrucción militar y un picnic legionista en el Pasaje de Schiller. ¿Pero por qué no convertimos la tradición legionista en el símbolo emblemático de la ciudad? En 1914 al llamamiento de Józef Piłsudski a ingresar en las Legiones Polacas respondieron 800 habitantes de Łódź. ¿Por qué no se puede fundar el museo nacional de las legiones en el edificio del actual III Colegio a Tadeusz Kościuszko donde en 1914 se encontraba la sede de la Comisaría del Ejército Polaco o en la actual Oficina de Impuestos Łódź-Polesie en la calle 6 Sierpnia 84/86 donde se reclutaba a los soldados? Si este tipo de institución dedicada a las Legiones Polacas no existe ni en Varsovia ni en Cracovia (hay solo museos del Ejército Polaco, la Independencia y de la Actividad Independentista), ¿por qué no se puede fundar una en la ciudad en las orillas del río Łódka?

A la vez Łódź podría fundar el museo de la ocupación alemana (al lado del Museo de Tradiciones Independentistas que conmemora la martirología de los presos de Radogoszcz). Durante la guerra se renombró la ciudad llamándola Litzmannstadt y se trató de transformarla en la urbe puramente germánica experimentando con la repoblación de los alemanes de otros países bálticos y a la vez exterminando el gueto de Łódź. Sé que es una historia lúgubre, pero se puede contar de una manera que sirva para entender la sociotécnica del nazismo. Si el Berlín actual sabe contar su lúgubre historia de manera sensata, ¿por qué no sabrían contarla también los herederos de las víctimas de la Alemania nazi?

Falta todavía el apenas notable elemento de la memoria y a la vez una cuestión muy importante del proceso de construir la identidad de Łódź, es decir, la tradición de la resistencia anticomunista polaca. Fue en Łódź donde en noviembre de 1945 tuvo lugar la manifestación de los estudiantes después del asesinato de una estudiante por parte de los borrachos soldados soviéticos y, posteriormente, los acontecimientos del 3 de mayo de 1946. Fue aquí donde entre 1945 y 1946 los grandes grupos de obreros unas veces salieron a las calles. ¿Cuál polaco sabe que únicamente en Łódź en 1946 acabó con éxito la detonación del monumento de gratitud al ejército soviético, cuyos autores (un grupo de jóvenes) siguieron sin ser detectados hasta 1953? Finalmente, fue aquí donde se asesinó al activista del Partido Campesino Polaco Bolesław Ścibiorek, lo que pasó a ser el punto de partida de la complicada intriga de la Seguridad Pública (UB) que personifica el terror de aquella época. Durante los años 60. Łódź fue un importante eslabón de la organización anticomunista “Movimiento” y, posteriormente, “Movimiento de la Joven Polonia”.

Ya es hora de pensar sobre la fundación del museo de la Solidaridad de Łódź, tanto de la de los años 1980-1981 como de la Solidaridad de la época del gobierno de Jaruzelski. Dentro de unos años nos daremos cuenta de que ya no habrá a quien pedir testimonios y objetos a exhibir. ¿De verdad de toda esta historia debe ocuparse tan solo el subfinanciado Museo de Tradiciones?

.Łódź intenta atraer turistas. Sin embargo, en este caso no vale un buen relato sobre la historia de la ciudad. Tiene que ser muy bueno. Mucho mejor de los relatos de las otras ciudades polacas, como por ejemplo de Cracovia, cuyo Wawel siempre atraerá los turistas, o de Breslavia con su impresionante casco antiguo. Łódź presume de una extraordinaria historia que se puede volver a contar cada vez con el mismo apasionamiento.

Piotr Semka

Pierwszy raz na Wszystko Co Najważniejsze?

Aby nie ominąć istotnych tekstów, raz w tygodniu w niedzielę rano wysyłamy newsletter. Zapraszamy do zapisania się:

Dodaj komentarz

Twój adres email nie zostanie opublikowany. Pola, których wypełnienie jest wymagane, są oznaczone symbolem *

Magazyn idei "Wszystko Co Najważniejsze" oczekuje na Państwa w EMPIKach w całym kraju, w Księgarni Polskiej w Paryżu na Saint-Germain, naprawdę dobrych księgarniach w Polsce i ośrodkach polonijnych, a także w miejscach najważniejszych debat, dyskusji, kongresów i miejscach wykuwania idei.

Aktualne oraz wcześniejsze wydania dostępne są także wysyłkowo.

zamawiam