Prof. Michał KLEIBER: Este día se paró la ciencia y la educación en Polonia Prof. Michał KLEIBER: Este día se paró la ciencia y la educación en Polonia

Este día se paró la ciencia y la educación en Polonia

Photo of Prof. Michał KLEIBER

Prof. Michał KLEIBER

Editor en jefe de "Wszystko Co Najważniejsze". Catedrático de la Academia de Ciencias de Polonia. Presidente de la Academia de Ciencias de Polonia 2007-20015. Presidente del Comité de la UNESCO de Polonia. Caballero de la Orden del Águila Blanca.

Ryc.: Fabien Clairefond

ver los textos de otros

El ataque de los alemanes a Polonia, el 1 de septiembre de 1939, fue un golpe muy grande para la ciencia y para la educación. El objetivo era las élites y las universidades polacas.

.En Polonia, antes del 1 de septiembre de 1939, hubo un periodo intenso de recuperación después de la Primera Guerra Mundial y 123 años de pérdida de la independencia. Los políticos polacos se preocupaban principalmente por el desarrollo de la ciencia y de la enseñanza, en especial por la educación superior. En 1938, había 15 instituciones estatales de educación superior en Polonia y más o menos el mismo número de escuelas privadas. Contrataban a unos 4,5 mil empleados científicos, entre ellos más de 900 profesores. Los científicos polacos alcanzaron en muchas áreas el más alto nivel mundial: matemáticas, física, geología, biología, sociología, filosofía o historia.

El 1 de septiembre de 1939 detuvo este proceso. Las actividades destructivas de los ocupantes causaron el cierre de todas las escuelas superiores e instituciones científicas en toda Polonia, las cuales fueron saqueadas y devastadas. A los científicos y a los estudiantes les esperaba un gran sufrimiento.

El ocupante sabía perfectamente que, para germanizar de forma efectiva a los polacos, tenía que liquidar a la inteligencia polaca. El dramático ejemplo de las acciones de terror y deportación, planificadas de manera metódica, fueron: la llamada Sonderaktion Krakau, en noviembre de 1939, durante la cual 183 profesores de la Universidad Jagellónica y de la AGH Universidad de Ciencias y Tecnología fueron enviados al campo de concentración de Sachsenhausen o la llamada Acción AB, llevada a cabo entre mayo y julio de 1940, durante la cual fueron asesinados más de tres mil personas, entre ellas, muchos científicos y profesores.  

Los científicos que lograron evitar ser fusilados o deportados a los campos se hundieron en el olvido profesional. La defensa de la educación y de la formación universitaria contra la pesadilla de los ocupantes fue la actividad conspirativa. A pesar del terror masivo, la educación conspirativa tenía un alcance significativo y sus creadores, con su coraje para trabajar exponiéndose a consecuencias amenazadoras para sus vidas, merecen la gratitud de todas las generaciones de sus compatriotas. 

.Los científicos polacos emigraron durante y después de la guerra, no encontrando en los tiempos de posguerra y del socialismo real ninguna posibilidad de perseguir sus ambiciones científicas. Fue una pérdida enorme: la reconstrucción de la ciencia y de la educación polaca habría sido mucho más rápida si, de la emigración inducida por la guerra, hubieran regresado cientos de excelentes investigadores, tales como: Henryk Magnuski, el creador de la primera radio portátil, walkie-talkie, utilizada por el ejército estadounidense; Tadeusz Sendzimir, llamado “El Edison de la metalurgia”, el inventor que revolucionó la metalurgia global; o Hilary Koprowski, descubridor de la vacuna contra el virus de la poliomielitis, que causa la enfermedad de Heine Medina. 

Polonia sufrió enormes pérdidas debido a los asesinatos de los intelectuales, su deportación o emigración y muchísimos años de retraso en la educación de posguerra de los trabajadores de la economía moderna. Polonia fue detenida en su desarrollo, pero fue reconstruida y cubierta de nueva energía, solo gracias a la increíble pasión, al conocimiento y al talento de los polacos.

Prof. Michał Kleiber

Material protegido por los derechos de autor. Queda prohibida su distribución salvo permiso explícito de la editorial. 30/08/2019

Magazyn idei "Wszystko Co Najważniejsze" oczekuje na Państwa w EMPIKach w całym kraju, w Księgarni Polskiej w Paryżu na Saint-Germain, naprawdę dobrych księgarniach w Polsce i ośrodkach polonijnych, a także w miejscach najważniejszych debat, dyskusji, kongresów i miejscach wykuwania idei.

Aktualne oraz wcześniejsze wydania dostępne są także wysyłkowo.

zamawiam