Bartosz Marczuk: Reconstruimos las pérdidas demográficas del año 1939

TSF Jazz Radio

Reconstruimos las pérdidas demográficas del año 1939

Bartosz MARCZUK

En los años 2015-2018, Viceministro de Familia, Trabajo y Política Social, responsable de la política familiar, actualmente Vicepresidente del Fondo Polaco de Desarrollo.

ver los textos de otros

No hay nada más valioso que la gente. Este es el recurso más valioso del que dispone el Estado. Después de experimentar la hecatombe demográfica de la Segunda Guerra Mundial, estamos particularmente decididos a apoyar a las familias en Polonia.

.6 millones de personas asesinadas, muertas de hambre o torturadas. Este es el balance de las pérdidas de la población polaca durante la Segunda Guerra Mundial. Perdimos el 22% de los ciudadanos, es decir, de cada 1 000 personas murieron 220. Ningún otro país del planeta ha pagado un precio tan monstruoso por oponerse a la locura alemana de conquistar el mundo. En comparación, en los EE. UU., murieron 3 personas por cada 1 000, en Bélgica 7, en Gran Bretaña 8, en Francia 15 y en la URSS 116.

La pérdida de tantas fuerzas vitales, de intelectuales, oficiales y representantes destacados de la sociedad, dejó una marca permanente en nuestra realidad. La política de su exterminio fue dirigida de forma consciente por alemanes y soviéticos. Más tarde, cuando entramos en la Unión Europea, perdimos alrededor de 2 millones de personas que emigraron de Polonia por razones económicas. La tasa de fertilidad disminuyó en 2015 hasta solo el 1,3 (y debemos recordar que para que la nación no se extinga, esta tasa debería ser de 2,1), por lo que estamos amenazados por un colapso demográfico: en 20-30 años habrá aproximadamente 30 millones de polacos. Hoy en día, en Polonia viven alrededor de 38 millones de personas.

Debemos reconstruir el potencial destruido por Alemania y Rusia. El estado polaco optó por una política demográfica audaz y amplia. Esto ya lo podemos ver hoy, por ejemplo, en los gastos del presupuesto central para las familias. Hace solo cuatro años, en 2015, Polonia gastaba en este fin el 1,8% del PIB; en 2020, será más del 4% del PIB. El aumento de más del 100% en tan poco tiempo es la mejor inversión posible.

La política familiar polaca se sustenta, como una mesa sólida, en 4 patas:

– apoyo financiero a las familias: aquí, entre otros, se introdujo desde el año 2016, el programa Familia 500+ (en polaco Rodzina 500+), es decir, una prestación familiar para niños (aproximadamente 120 euros por cada niño, alrededor de 1/3 del salario promedio); o el programa Buen Comienzo (en polaco Dobry Start), es decir, 300 PLN (80 euros por alumno) para el material escolar;

– desarrollo de servicios: entre otros, desarrollo de la Tarjeta de Familia Numerosa, es decir, descuentos para familias numerosas; o un aumento espectacular del número de lugares de cuidado de niños pequeños de hasta 3 años de edad (guarderías, jardines infantiles, etc.);

– política del mercado laboral: entre otros, la introducción de la tarifa horaria mínima aplicable (liquidación de trabajo por tasas miserables); aumento del salario mínimo; tasas de desempleo bajísimas (según Eurostat, no supera el 4%, es la más baja en 30 años, por lo que Polonia se encuentra entre los países con el nivel más bajo en Europa); y el crecimiento del empleo;

– valores: entre otros, la aprobación de la familia y el matrimonio entendido como una relación entre un hombre y una mujer, apreciación de la maternidad (incluida la garantía de una pensión de jubilación mínima para las madres que tuviesen al menos 4 hijos, incluso si no habían trabajado nunca).

Para que la política de natalidad sea efectiva, se debe cumplir 5 criterios: tiene que ser integral, a largo plazo, responder a la demanda local, involucrar a muchas entidades (no solo al Estado, sino también a organizaciones no gubernamentales o gobiernos locales) y no se puede implementar sin dinero. Es por eso por lo que el crecimiento del PIB y la condición de la economía son tan importantes. También tenemos aquí algo de lo que estar orgullosos: El crecimiento del PIB en Polonia oscila alrededor del 5% durante últimos tres años.

.Creemos que estas medidas tendrán como resultado la reversión de las tendencias demográficas negativas. No estamos condenados al fatalismo. Los primeros efectos ya son visibles. La tasa de fecundidad aumentó en un 12% en tan solo 3 años: pasando de 1,29 a 1,45. En 2018 nacieron casi 400 000 niños y las previsiones hablaban de 345 000. Hemos logrado reducir drásticamente la pobreza entre los niños: en 2 años, la tasa ha disminuido en más del 50%. También logramos detener la emigración: 2017 fue el primer año, en más de diez años, en el que disminuyó el número de polacos que viven en el extranjero. 

No estamos condenados a la deriva. Creemos que una política social, económica y familiar sabiamente dirigida, basada en una profunda convicción sobre el gran valor de cada ciudadano polaco, traerá los resultados esperados. ¿Podría ser que en 2050 hubiese 40 millones de personas o más en lugar de 30 millones (según lo que pronostican los demógrafos)? Creo que, si continuamos con lo que ahora se está haciendo en Polonia, podremos creer en eso cada vez con más confianza. Vamos a compensar las pérdidas de esta monstruosa guerra.

Pierwszy raz na Wszystko Co Najważniejsze?

Aby nie ominąć istotnych tekstów, raz w tygodniu w niedzielę rano wysyłamy newsletter. Zapraszamy do zapisania się:

Dodaj komentarz

Twój adres email nie zostanie opublikowany. Pola, których wypełnienie jest wymagane, są oznaczone symbolem *

Magazyn idei "Wszystko Co Najważniejsze" oczekuje na Państwa w EMPIKach w całym kraju, w Księgarni Polskiej w Paryżu na Saint-Germain, naprawdę dobrych księgarniach w Polsce i ośrodkach polonijnych, a także w miejscach najważniejszych debat, dyskusji, kongresów i miejscach wykuwania idei.

Aktualne oraz wcześniejsze wydania dostępne są także wysyłkowo.

zamawiam