Prof. Wojciech ROSZKOWSKI: ¿Dónde están los valores europeos?

¿Dónde están los valores europeos?

Photo of Prof. Wojciech ROSZKOWSKI

Prof. Wojciech ROSZKOWSKI

Profesor titular de humanidades, profesor académico, profesor del Instituto de Estudios Políticos de la Academia de Ciencias de Polonia.

Ryc.Fabien Clairefond

ver los textos de otros

.”Vosotros tenéis las normas, nosotros los fondos estructurales”– ¿quién realizó esta afirmación no hace mucho tiempo? El presidente de Francia, François Hollande, el año 2017. El presidente francés, con el „vosotros” se refiere a los nuevos estados miembros de Europa Central y Oriental y con el „nosotros” a los países de la „Vieja Europa”. Palabras sagradas. Conviene recordar que fueron pronunciadas en el contexto del preámbulo del Tratado de Lisboa y de cientos de declaraciones de políticos occidentales sobre los „valores europeos”, que los países de la Vieja Europa supuestamente defienden frente a los nuevos estados miembros. Los últimos acontecimientos corroboran la afirmación del presidente de Francia, ya que ante la guerra de Ucrania, los dirigentes de la „Vieja Europa” están más preocupados por su dinero que por las normas sobre las que se construye la Unión Europea, mientras que los países del flanco oriental de la OTAN, conscientes de lo que está en juego en la situación de Europa, recuerdan constantemente la solidaridad, la justicia, la seguridad común y la verdadera preocupación por los más necesitados.

El bárbaro ataque de Rusia sobre Ucrania ha arrojado luz sobre la verdadera aplicación de los „valores europeos” en la Unión Europea. Sin embargo, veamos con más detalle qué valores europeos están en juego, porque estos rara vez se mencionan. En el lenguaje de la Unión Europea se reitera constantemente que se trata de la libertad y la democracia, y de la lucha contra la discriminación y la exclusión. Sin embargo, en los últimos tiempos parece más importante la lucha contra la discriminación de los individuos de sexo masculino que quieren ganar las competiciones deportivas femeninas y utilizar los aseos para mujeres. Más importante es la libertad de decir tonterías sobre la naturaleza humana en aras de la no discriminación de „cualquier opinión”, garantizada por la Carta de Derechos Fundamentales. La opinión de que existe la verdad, la bondad y la justicia, o incluso de que existe la realidad y no solo las narraciones sobre la realidad, fue calificada más de una vez, según la fraseología comunista, como „fascismo” y no merecía ser defendida.

¿Qué representa la reciente demostración de orgullo ruso en las calles de Berlín sobre estos valores? Los rusos que viven en Alemania, y por tanto no están sometidos al terror de Putin, no han considerado oportuno condenar los crímenes del Kremlin, sino que, de acuerdo con la ideología de la „no discriminación”, defendieron su orgullo imperial, expresado por los cientos de víctimas violadas y asesinadas cruelmente en Bucza, Hostómel e Irpín. ¿A nadie le ha importado?

De acuerdo con Isaiah Berlin, en Europa Occidental se da casi por sentado que la libertad no debe servir a fines superiores, porque estos fines se convierten en una especie de coacción y, por tanto, amenazan la libertad. De acuerdo con Friedrich Nietzsche, los distinguidos representantes de Occidente se sitúan en un extraño lugar „más allá del bien y del mal”. ¿Realmente se está allí tan cómodo y seguro? Al fin y al cabo, allí viven delincuentes y criminales como Putin y su camarilla. ¿Quiénes son los que creen realmente hoy en Europa que existe el bien y el mal, que hay verdad y justicia, que hay que hacer sacrificios en pos de estos valores, que la comodidad y la libertad tienen un precio y, finalmente, que la libertad sin responsabilidad es una anarquía sin sentido?

Por último, preguntémonos, ¿quién ha pedido en la Unión Europea sentido común, respeto a la ley natural, verdad y justicia? ¿No solían ser estos políticos de Europa Central y del Este, acusados de „fascismo” y de tener vínculos con Putin? ¿Quién ha aportado más fondos a la Rusia de Putin? ¿Polonia, la República Checa o Eslovenia? Para obtener la verdadera respuesta es necesario señalar a alguien diferente – personas para quienes los valores europeos son un tópico vacío, para quienes cuentan los intereses financieros y políticos. Ahorrémonos la larga lista de estos políticos occidentales. Lo que ocurre es que si alguien viola las normas en aras de su propio beneficio, puede perder tanto su buen nombre como su beneficio. Conocemos este dilema por el pasado de la historia europea. Esto es lo que dijo Winston Churchill sobre el „salvaguardar la paz” de Neville Chamberlain en vísperas de la Segunda Guerra Mundial. 

.Sin embargo, mucho tiene que cambiar para que nada cambie. Aún así, los proveedores de gigantescos fondos económicos para la maquinaria de guerra de Putin dan lecciones a Polonia sobre el estado de derecho y pretenden no distinguir entre la defensa contra los „refugiados” ilegales de Bielorrusia y la ayuda a los refugiados de Ucrania. 

Prof. Wojciech Roszkowski

Texto publicado simultáneamente con la revista mensual de opinión Wszystko Co Najważniejsze [Lo Más Importante] en el marco del proyecto realizado con el Banco Central de Polonia, Narodowy Bank Polski (NBP) y el Instituto de Memoria Nacional.

Material protegido por los derechos de autor. Queda prohibida su distribución salvo permiso explícito de la editorial. 29/04/2022