Prof. Wojciech ROSZKOWSKI: La primera constitución en Europa Prof. Wojciech ROSZKOWSKI: La primera constitución en Europa

La primera constitución en Europa

Photo of Prof. Wojciech ROSZKOWSKI

Prof. Wojciech ROSZKOWSKI

Profesor titular de humanidades, profesor académico, profesor del Instituto de Estudios Políticos de la Academia de Ciencias de Polonia.

Ryc.Fabien Clairefond

ver los textos de otros

Constitución de 3 de mayo fue manifestación de la determinación y capacidad de la élite nacional para defender los intereses del Estado.

.La República polaco-lituana de las Dos Naciones a mediados del s. XVIII se encontró atrapada en algo que resulta difícil de explicar a los extranjeros. El régimen de ese Estado, popularmente llamado Libertad dorada de la nobleza estaba basado en la elección libre de los reyes y la regla de unanimidad en Sejm [Parlamento –N. del T.] (liberum veto). Dicho sistema suponía que los formalmente iguales representantes de la nobleza elegían el mejor pretendiente a la corona y en cuestiones de más alto peso tenían que ser unánimes. La práctica de la gobernación en la República fue, sin embargo, cada vez más lejos de ese ideal, porque la moral de los ciudadanos de la nobleza, aún alto en el s. XVII, estaba empeorando paulatinamente. Los más ricos de ellos, llamados magnates, se compraban los votos de los parlamentarios y en el caso de no poder acordar un candidato de su círculo, buscaban pretendientes a la corona varsoviana en el extranjero. La regla liberum veto, correcta en cuestiones tales como razón de Estado, fue aplicada a la práctica de la legislación. Si bien es cierto que existía la institución de confederación, es decir de aprobar las leyes por mayoría de votos, para su aplicación se necesitaba el acuerdo de los parlamentarios. Se creó un círculo vicioso de parálisis legislativo. Libertad dorada de la nobleza era el orgullo de la nobleza, pero al mismo tiempo una excelente herramienta para interferencia de los las potencias vecinas: Austria, Prusia y Rusia que se ponían de acuerdo en quién debería reinar en la República. En los tiempos de reinado de los Sajones Augusto II y Augusto III, elegidos bajo la presión de dichas potencias, nacieron intentos de confrontar su voluntad, pero como consecuencia de ellos hubo dos guerras civiles en las que el candidato apoyado por Suecia y Francia, Stanisław Leszczyński, tuvo que aceptar el fracaso en el campo de batalla y exiliarse del país. La situación la empeoraba el estacionamiento de tropas rusas en el territorio de la República que no lo abandonaron después de la gran guerra del Norte (1700–1721) y el Sejm mudo de 1717 redujo, bajo la presión de Rusia, el número del ejército de la República a 24 mil soldados.

La única oportunidad para superar ese impasse era el sejm por convocatoria, que tenía lugar antes de la elección de un rey, durante éste que se acordaba a los candidatos, las condiciones que tenía que cumplir, como también las reglas de votación mayoritaria. Tal Sejm podía aprobar por mayoría una constitución, sin posibilidad de romper el procedimiento por un voto. En la segunda mitad del s. XVIII entre la nobleza aumentó la conciencia de la necesidad de cambio del sistema de gobierno, no obstante, según la facción reformadora no era posible liberar el país del protectorado ruso y la facción antirrusa, liderada por otro grupo de magnates, se basaba en la nobleza conservadora que apoyaba la libertad dorada. En 1764 fue elegido como rey un candidato apoyado por Rusia, Stanisław August Poniatowski. La primera prueba de aprovechar la debilitación de Rusia por la guerra con Turquía en 1768 terminó con una derrota de la facción antirrusa en forma de tal llamada confederación de Bar y la primera partición del país por tres potencias vecinas en 1772.

La segunda oportunidad fue creada por siguiente guerra ruso–turca que estalló en 1787. El rey Stanisław August obtuvo permiso de la zarina Catalina para convocar el Gran Sejm (1788-1792). Este se convirtió en una arena de combate de numerosos partidos, desde los que optaban por plena dependencia de Rusia, a través de distintas facciones de republicanos, más o menos interesados en la reforma del sistema de gobierno, hasta los radicales que procuraban su cambio e independencia de las potencias vecinas. Gracias al debilitamiento de Rusia, los reformadores lograron la aprobación de la regla del sejm por convocación, pero para llegar a un consenso en cuanto al sistema de gobierno era muy difícil hasta las elecciones adicionales de 1790 cuando se duplicó el número de parlamentarios. A la vista de una alianza ingleso-prusa contra Rusia, los reformadores lograron el apoyo de Prusia para las reformas y gracias a la lista acción de apresurar la sesión aprovechando el descanso de Semana Santa lograron aprobar el 3 de mayo de 1791 la constitución, firmada también por el rey.

La Constitución de 3 de mayo, la primera en el continente europeo, introducía la monarquía constitucional hereditaria, quitaba el derecho al voto a la nobleza sin tierra, parcialmente igualaba los derechos personales de la burguesía y la nobleza, quitaba liberum veto y los recortes del número del ejército y colocaba a los campesinos bajo la protección de Estado. Esos cambios moderados eran al mismo tiempo una manifestación de determinación y de capacidad de la élite nacional para defender el interés del Estado. Eran, en su esencia, una revolución, porque liberaban la República de la trampa del sistema de gobierno. La constitución era tan peligrosa para Rusia y sus clientes en la República que convocaron una confederación en Petersburgo que fue anunciada en Targowica a la que finalmente de unió el rey y cuyos partidarios, con la ayuda de las tropas rusas, derrocaron la Constitución y llevaron a cabo la segunda partición del Estado. Las garantías prusas resultaron ser una ficción y en 1795, después de que Rusia reprimió el levantamiento bajo el liderazgo de Tadeusz Kościuszko, tres potencias vecinas liquidaron los restos de la República.

Finalmente entonces no se logró salir de la trampa. El historiador polaco Ignacy Chrzanowski comparó la caída de la República con la situación de un hombre enfermo que recibió un tratamiento eficaz, pero antes de que se levantara de la cama, sus vecinos lo asesinaron para robar su patrimonio. Austria, Prusia y Rusia cometieron pues un asesinato sin precedentes y en las siguientes décadas estaban trabajando duro para encubrirlo, consolidando la opinión internacional que los polacos no saben gobernarse y ellos mismos trajeron la catástrofe. Esta versión falsa de la historia subsiste hasta hoy entre amplios círculos de la opinión internacional.

Wojciech Roszkowski


Material protegido por los derechos de autor. Queda prohibida su distribución salvo permiso explícito de la editorial. 30/04/2021
Bartlomiej Kudowicz / Forum

Magazyn idei "Wszystko Co Najważniejsze" oczekuje na Państwa w EMPIKach w całym kraju, w Księgarni Polskiej w Paryżu na Saint-Germain, naprawdę dobrych księgarniach w Polsce i ośrodkach polonijnych, a także w miejscach najważniejszych debat, dyskusji, kongresów i miejscach wykuwania idei.

Aktualne oraz wcześniejsze wydania dostępne są także wysyłkowo.

zamawiam